Quizá algún día cuando me despierte de este ciego todo cambie y tú serás quien tiene miedo. Yo seré tú, tú serás yo... No me quieres ver ni en broma, en broma te digo: quiéreme.